La desmesura de la fe

Juan (21,15-19)Evangelio según san Juan (21,15-19)

 Habiéndose aparecido Jesús a sus discípulos, después de comer con ellos, dice a Simón Pedro:
«Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos?»
Él le contestó: «Sí, Señor, tú sabes que te quiero.»
Jesús le dice: «Apacienta mis corderos.»
Por segunda vez le pregunta: «Simón, hijo de Juan, ¿me amas?»
Él le contesta: «Sí, Señor, tú sabes que te quiero.»
Él le dice: «Pastorea mis ovejas.»
Por tercera vez le pregunta: «Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?»
Se entristeció Pedro de que le preguntara por tercera vez si lo quería y le contestó: «Señor, tú conoces todo, tú sabes que te quiero.»
Jesús le dice: «Apacienta mis ovejas. Te lo aseguro: cuando eras joven, tú mismo te ceñías e ibas adonde querías; pero, cuando seas viejo, extenderás las manos, otro te ceñirá y te llevará adonde no quieras.»
Esto dijo aludiendo a la muerte con que iba a dar gloria a Dios.
Dicho esto, añadió: «Sígueme.»
Palabra del Señor

Un clima de exageración flota en el ambiente en este encuentro entre Pedro y el Resucitado, una manera de ser algo más allá de lo razonable.
¿Me amas más que éstos? Si se tratara de un contrato, no se preguntaría semejante cosa... Pero la Iglesia se funda en el Espíritu, que siempre es desmesura. La fe y el amor, si se mantiene dentro de los límites de lo "razonable", no son mas que caricaturas.
Por tres veces: "Pedro, ¿me amas?". La alusión es lacerante, pues hurga en la herida sin cicatrizar de la pasión: "antes de que cante el gallo tres veces...", "¡No conozco a ese hombre!".
"Pedro, ¿me amas?. No es una palabra de reproche, sino la demanda de un amigo. La fuente del ministerio pastoral está ahí, en el afecto que une a Jesús con sus discípulos. La tarea es exigente. En primer lugar, compromete toda la vida hasta la vejez; además, puede desembocar en la muerte violenta.
Solo el amor salvará al mundo, y solo el amor será el santo y seña de los que aman a Jesús.
Buena pregunta la de Jesús a Pedro y a todos nosotros: ¿me amas?. Y la respuesta no se hace esperar en Pedro:"Señor, tú lo sabes todo, tú sabes que te amo". Solo falta tu respuesta.

¡Paz y Bien!

Evangelio y Reflexión del día.
Por Fray Manuel Díaz Buiza

Voces de la Amazonía: tierra, pueblos y …

14-10-2019

...

Continuar Leyendo

Eslovenia – Conferencia científica so …

10-10-2019

...

Continuar Leyendo

Calm the Soul (Calma el Alma): Las Herma …

09-10-2019

...

Continuar Leyendo

La Custodia en Tierra Santa: Concluyen l …

08-10-2019

...

Continuar Leyendo

Informativo JPIC: CONTACTO (07-09.2019)

08-10-2019

...

Continuar Leyendo

Francisco y Domingo – amantes incondic …

07-10-2019

...

Continuar Leyendo

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR